A MOSTRA IRÁ A MÁIS




A Gamela se plantea ampliar la exposición marinera de Cabo
Una batea de los años 40 fue uno de los objetos que despertó mayor curiosidad


18/8/2009
Durante el fin de semana, quienes se pasaron por Cabo de Cruz para degustar el preciado mejillón tuvieron la oportunidad de adentrarse en la cultura pesquera a través de la primera Mostra Etnográfica Mariñeira, organizada por la asociación A Gamela. Lo que más llamó la atención de los asistentes fue una batea de los años 40, cedida por el Museo do Mar de Galicia. Situada al fondo de la muestra, fue uno de los objetos que despertó más curiosidad. Ante la elevada afluencia de personas al recinto, A Gamela se plantea ampliar la exposición.
Embarcaciones tradicionales, útiles de pesca ya obsoletos, prototipos de barcos y una colección de fotografías completaron la exposición que sirvió para hacer un repaso por el patrimonio histórico de quienes se dedican al sector marítimo.
La muestra estuvo colocada en una carpa al lado del recinto que se habilitó para la exaltación del mejillón. «Tratamos de introducir unha nova filosofía na festa gastronómica amosando os valores culturais e sociais que representa a pesca», explicó Gerardo Triñanes, miembro de la corporación que organizó el evento. Para llevar a cabo la muestra, recibieron la colaboración de diferentes entidades, entre ellas, el Museo do Mar.
Mejoras
La mayoría de los que acudieron a la degustación del bivalvo pasaron en algún momento por la carpa de la muestra. «Era a primeira vez que se facía, pero a xente respondeu moi ben e mesmo se vían moitos avós explicándolles aos netos que era o que estaban vendo», precisó Gerardo Triñanes.
Desde la asociación reconocen que hay cosas por mejorar, entre ellas los días que dura la exposición y los horarios de apertura. «Dous días é pouco tempo, sobre todo cando coincide en fin de semana de bo tempo», apuntó Triñanes. Además, en citas posteriores tienen pensado abrir la muestra a la gente de la localidad, que podrá colaborar con objetos relacionados con el mar que tengan en sus casas. «Moitas persoas achegáronse con cunchas ou sistemas de salvavidas para completar a exposición, pero non puidemos facerlles oco», dijo.
Son «pequenos erros solventables» propios da inexperiencia, pero también hay cosas que quieren seguir manteniendo. «A carpa era pequena, pero iso foi positivo para que a xente puidese tocar os aparellos».